Relato 16.- “Una cara nueva”. Autora: Lucía Rojas Suárez

Mañana me dan el alta. No estoy muy segura de cómo me voy a sentir cuando salga de aquí. La verdad es que no quiero salir. No quiero.

Empezar de cero. Ahora van a mirarme como un bicho raro. No me encuentro en el espejo. No soy yo. No sé quién es la que me mira. Marta, la enfermera me ayudó a mirarme la primera vez, yo no hacía más que tocarme la cara, nada me parecía real.

No sé quién es esa –le dije—

Eres tú, con una cara nueva

Desde aquel día no he vuelto al espejo. A pesar del esmero de los cirujanos, todavía se me notan las cicatrices, dicen que con el tiempo y cosmética puedo mejorar bastante. Yo sé que me lo dicen para animarme. Pero no lo consiguen.

Cuando vuelva al instituto tendré que soportar las caras de satisfacción de mis compañeras, cuando vean que ya estoy en el grupo de las normales tirando a feas, o más bien por debajo del umbral de las feas, harán un nuevo grupo para mí. Estaré en el grupo de las desfiguradas. Un grupo en el que sólo estaré yo. Hasta la gorda de Matilde se reirá de mí, yo lo haría si fuese ella, aunque sólo fuese por venganza. Creo que nunca la llamé Matilde, para mí siempre ha sido la gorda.

Hoy ha sido mi primer día de clase. Tal y cómo esperaba he sido el centro de atención de mi clase, de la clase de al lado y parte del extranjero. Me he puesto la ropa más guay que tengo, y las deportivas doradas de cien euros que me compró mi madre ayer. Pensé –si me visto con ropa chula igual vuelvo a ser como antes–, pero ni de lejos.

Lo que peor llevo es la lástima. Que me tengan lástima. Es una mierda. Hace un mes era guapa, todos querían ser mis amigos. Ahora sólo les doy pena, pero bueno, por lo menos así me hacen caso.

Hace quince días que volví al instituto. Casi nadie me habla. En el descanso me siento sola a comerme el bocadillo. Miro a los demás. Todos tienen su grupo. Hasta las feas tienen amigas, se ríen de sus cosas. Tienen con quién hablar. Son feas y tienen amigas. Es algo que nunca he entendido, siempre he pensado que se juntaban porque no pegaban con nadie más. La selección natural, decía a mis entonces amigas, las que éramos guapas. Guapas y cabronas, porque mira que nos tirábamos, y con mala leche. A veces pienso, que tal vez estoy mejor sola.

Cómo nadie habla conmigo, últimamente frecuento más la biblioteca, aprovecho para estudiar, hay gente curiosa en la biblioteca, hoy he entablado conversación con un friki de esos que no hablan más que de videojuegos. Había sacado un libro de la historia de Grecia, –menudo coñazo, le dije señalando el libro—y va el tío y empieza a hablarme de la cultura, de la escritura, de la arquitectura, ¡mejor que el profesor!, como que he quedado con él mañana para que me cuente más cosas. Es bajito y con gafas, pero me ha caído bien. Tal vez sea porque no me ha mirado con lástima.

Hoy me he bajado al patio en el descanso, sola, bueno sola no, con un libraco de mitología griega, mi amigo el friki, bueno, Fernando lleva una semana sin venir al insti, está con gripe. Así que no tengo con quién hablar. Estaba picadísima con mi libro, cuando alguien me ha dicho, –¿qué lees?—Y no te lo pierdas, cuando he levantado la mirada del libro, he visto a la gorda delante de mí! Perdón, a Matilde. Pues resulta que a ella también le interesa la mitología, y no sólo la griega, me ha pasado un comic de mitología egipcia que es la caña. Hemos estado hablando todo el descanso, y nos hemos reído un montón cuando Jessica la segunda más guapa, bueno, ahora la más guapa, se ha dado una hostia contra el escalón mientras nos miraba y nos ponía caras con sus otras amigas guapas y cabronas. Si es que el karma existe, sí señor.

Llevamos una semana a tope con los exámenes, el curso acaba y esto parece el fin del mundo. Matilde, Fernan y yo nos juntamos casi todos los días en la biblioteca, los presenté y al final hemos hecho muy buenas migas,  incluso nos hemos quedado alguna vez a comer para seguir  estudiando por la tarde. Encima el profe            nos ha apuntado a no sé qué olimpiada de historia. Es en una semana, y no paramos de estudiar y de hacernos preguntas unos a otros. Me lo paso genial. Ellos dicen que soy muy divertida y que siempre le saco punta a todo. Pero lo mejor es que nos preocupamos por lo que nos pasa, y de  cómo nos sentimos. Nos ayudamos mucho. Nunca había tenido amigos así. La Familia Monster nos llaman Jessica y sus amigas, nosotros nos llamamos los X-Men, y nos decimos que tenemos superpoderes. Fernan es cíclope, por eso lleva gafas, Matilde es Fénix, porque cuando se meten con nosotros los controla con la mirada, mira con una mala leche que hasta yo me cago, y yo soy Mística, antes de volverse mala, claro, soy cómo ella pero al revés. Muchas veces me siento mal porque antes yo también era guapa y cabrona. Y trataba mal a gente como Fernan y Matilde. Me creía superior. Sólo por tener una cara bonita. Algo que está muy bien, pero que mucho mérito, la verdad,  no tiene.

Hoy todos los de la clase se iban a comer juntos a la pizzería que hay frente al insti, lo han puesto por el grupo del whatsapp, en el que no estamos ni Fernan, ni Matilde ni yo. Pero han hecho para que nos enterásemos de que no estábamos incluidos. Así que para celebrarlo nos hemos venido a mi casa. Mi madre nos ha preparado un banquete, y luego nos hemos remojado en la piscina toda la tarde. Nos hemos hecho un montón de fotos con la medalla del primer premio de las olimpiadas de historia, y haciendo el tonto otras tantas, ¡qué pasada! Ya no tengo miedo de hacerme fotos.

Les he pedido perdón,  a mis amigos, les he pedido perdón por haberles tratado tan mal, antes, cuando era guapa y cabrona. Y nos hemos abrazado los tres. Aunque me gustaría volver a ser guapa y no tener estas cicatrices no me cambio por mi yo de antes. Mi cara nueva me ha cambiado. Me ha dejado ser tal cual yo soy, y aunque desfiguradilla sigo siendo resultona, resultona y feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s