UNA PROTEÍNA BACTERIANA IMPLICADA EN LA ANOREXIA Y LA BULIMIA

Enviado por ADANER JAÉN

La anorexia (anorexia nerviosa) es una aversión enfermiza a comer, y en buena parte se vincula a una obsesión por no engordar. La bulimia se caracteriza por ganas irrefrenables de darse atracones, tras los cuales viene un profundo sentimiento de arrepentimiento que lleva a autoprovocarse vómitos o tomar laxantes para intentar eliminar el exceso de comida ingerida. El Trastorno por Atracón consiste en ganas irrefrenables de darse atracones, levantándose incluso en plena madrugada para ello, pero sin la fase posterior que sí se da en la bulimia.

índice

Estos trastornos afectan especialmente a adolescentes y adultos jóvenes. Aunque hay un componente psicológico claro en una parte de los casos, se ha venido sospechando que pueden intervenir también factores biológicos, aunque a pesar de las muchas investigaciones realizadas al respecto, tales factores han permanecido envueltos en el misterio. La situación puede que haya cambiado ahora, con el descubrimiento hecho en un nuevo estudio.

Una investigación realizada por científicos de Francia y Estonia ha demostrado la implicación de una proteína producida por algunas bacterias intestinales que podría ser, de forma indirecta, la causa o una de las causas de algunos de esos casos de trastornos de la conducta alimentaria. Concretamente, el equipo de Serguei Fetissov, de la Universidad de Ruan en Francia, y del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (INSERM) en el mismo país, ha comprobado que los anticuerpos producidos por el cuerpo contra esta proteína reaccionan también con la principal hormona de la saciedad, cuya estructura es similar. El resultado es una regulación inadecuada de dicha hormona de la saciedad, que lleva a situaciones como la de sentir una sensación de saciedad cuando no toca (anorexia) o no sentirla cuando sí toca (bulimia y Trastorno por Atracón).

Lo descubierto en el estudio abre nuevas perspectivas para la diagnosis y el tratamiento específico de trastornos en la conducta alimentaria. Fetissov y sus colegas creen que podría llegar a ser posible corregir este mecanismo que causa variaciones perjudiciales en el patrón normal de ingestión de alimentos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s